¿Te pueden multar por conducir con tacones?

Una diva no se hace, nace y nos encanta imaginarnos como en el videoclip de Aqua, cantando el Barbie Girl, in a Barbie World… uoh, uoh. ¡Ken espérame que ya bajo! Y salimos por la puerta de nuestra casa como si fuésemos ‘la Beyoncé’. Nuestra melena al viento, viviendo el momento; nuestro maquillaje intacto, nuestro look de intento de influencer y… ¡qué no falten nuestros taconazos! Pero ojo, que esto último puede suponerte una dolorosa multa. A continuación, te contamos todo lo que deberías saber sobre ello, para que lo único que te duela al final de la noche sean los pies.

chica conduciendo con tacones

Conducir en tacones

Si eres de esas personas a las que les apasionan los tacones y te gusta ponértelos desde que te levantas hasta que te acuestas, tenemos una mala noticia: A la hora de conducir, los tacones pueden suponer un riesgo para la seguridad, por lo que tendremos que realizar una pequeña excepción si no queremos que nos pongan una multa.

La no utilización del calzado adecuado puede interferir a la hora de afrontar un peligro o situación de emergencia. Así que, aunque los tacones nos puedan parecer cómodos, pueden afectar a la movilidad de nuestro pie, engancharse con la alfombrilla en el caso de estar en mal estado o, al disponer de suelas diferentes, pueden resbalar en el pedal.

¿Qué dice la normativa?

Según el artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación, “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimiento, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”.

Es decir, no es obligatorio dejar de conducir con tacones, pero si la policía considera que el tacón es demasiado alto o que puede dificultar la conducción, pueden ponernos una multa.

Otras situaciones similares son las de la conducción con chanclas o sin camiseta. En estas ocasiones la multa la tienes garantizada, ya que se considera que las chanclas no aportan estabilidad a nuestro pie a la hora de conducir e ir sin la camiseta no protege de posibles rozaduras o daños con el cinturón de seguridad.

¿A
cuánto puede ascender la multa?

No es broma, conducir con tacones puede suponer una multa de hasta 200€, así que lo mejor es dejarlos en el armario para otra ocasión en la que no tengamos que conducir y ahorrarnos el dinero de la multa para comprar unos cuantos pares más y lucirlos por cualquier pasarela… excepto la carretera.

Recuerda conducir de forma segura para evitar este tipo de situaciones y no dejar nunca de ser una diva, con o sin tacones. 😜