Tabla de presiones de neumáticos para turismos

Si hasta ahora eras culpable de subestimar la importancia de mantener las ruedas de tu coche en condiciones óptimas, atención a la tabla de presiones de neumáticos para turismos y a las razones por las que debes comprobar la presión regularmente.

Cuando conduces, estar seguro de que los neumáticos de tu coche tienen una presión adecuada no solo puede ahorrarte situaciones de peligro ya que las ruedas tienen la máxima superficie en contacto con la carretera lo que supone un mejor agarre, además es una forma de ahorrar. Sí, de ahorrar, porque cuando los neumáticos están menos inflados de lo que deberían, se calientan y aplanan más rápido, además de desgastarse de una forma irregular: más por los laterales que en el centro. ¿El resultado? Tendrás que cambiarlos mucho antes que si hubieras mantenido una presión correcta.

Es muy probable que, sin darte cuenta, hayas circulado con neumáticos con presión insuficiente… aunque no eres el único: cerca del 40% de españoles lo hacen. Si el factor ahorro no ha sido lo suficientemente convincente para abandonar el porcentaje de los ‘descuidados’, debes saber que este déficit en el inflado también puede causar que el neumático se salga de la llanta y explote, además de ser mucho menos seguro sobre superficies mojadas aumentando el riesgo de aquaplanning.

Pero no solo quedarse corto con el inflado supone un riesgo en la conducción y un roto en el bolsillo, pasarse de la cuenta tampoco tiene consecuencias mucho mejores. Cuando la presión en los neumáticos es mayor a la necesaria, estos se desgastan más por el centro que por los laterales y, por supuesto, el agarre al terreno será mucho menos ya que solo esa parte de la rueda entra en contacto con él. Por esta razón, la amortiguación también se verá perjudicada y tanto tú como todos los ocupantes del vehículo sentiréis las irregularidades que os encontréis en el trayecto con mucha más intensidad. Descubre a continuación la tabla de presiones de neumáticos en turismos con la que sabrás si tu turismo se encuentra en plena forma para rodar:

La moraleja de este cuento está clara: asegúrate cada cierto tiempo de que tus neumáticos mantienen una presión óptima y siempre que vayas a salir de viaje para evitar males mayores. Tómatelo como un paso obligatorio como la ITV o un chequeo médico, es igual de importante. Por último, ten en cuenta que debes hacerlo siempre con las ruedas frías para obtener una cifra fiable y conduce sabiendo que has hecho todo lo estaba en tu mano para disfrutar de un trayecto seguro de principio a fin.