¿Sabes cuándo cambiar los neumáticos de tu moto?

Una cuestión que deberían saber todos los moteros, y que en muchos casos no es así, es cuándo deben cambiarse los neumáticos de moto. El problema es que la respuesta no es sencilla ni única.

En teoría, un neumático de gama media/alta se debe cambiar a los 40.000 kilómetros, mientras que los más baratos pueden aguantar 10.000km. la rueda delantera y 5.000km. la trasera. Decimos en teoría porque estas estimaciones están hechas sin contar variables externas, algo que no falta en el mundo del motociclismo.
varias ruedas de moto

Factores que pueden afectar a los neumáticos de la moto

Existen muchos factores que pueden afectar a su vida útil: el clima, las condiciones de uso y almacenamiento, la carga, la velocidad, la presión en la cámara, el mantenimiento, el estilo de conducción… Aquí te expondremos los principales motivos por los que deberás cambiar los neumáticos de tu moto:

  • La primera causa a citar se podría considerar como la más inevitable o natural. Hablamos del desgaste real que la rueda experimenta debido a su uso común. Esto podemos percibirlo gracias a la revisión de los avisadores, testigos que permiten saber si la rueda posee suficiente dibujo como para poder seguir circulando. Legalmente 1.6 mm, con menos no pasas la ITV.
  • Otra manera de cerciorarse del estado del dibujo es con una moneda de euro. Si, al meterla en el surco el reborde dorado sobresale, la rueda no está preparada.
  • Otra causa común es por vejez. Se considera que un neumático que lleva montado más de 5 años necesita una revisión periódica bastante frecuente. Pero, a partir de los 10 años, cambiarlos es casi obligatorio.
  • Si el neumático sufre un corte o un pinchazo, indudablemente, debemos actuar. Los kits de reparación y los parches son muy efectivos, pero cabe la posibilidad de que la goma siga perdiendo presión y agarre, por lo que en ese momento deberás cambiar los neumáticos de tu moto.
  • Las deformaciones son otra causa obvia de recambio, pero los motivos que llevan a ellos son variados:
    • Aparcar la moto mucho tiempo en la misma posición crea un plano en la parte del neumático que apoya.
    • Un bordillo o algún otro elemento externo puede provocar un choque, comúnmente llamado “llantazo”, que deformaría de nuevo la rueda.
    • Una frenada brusca y posterior bloqueo de la rueda también puede crear un plano en la misma.
    • Si has circulado mucho tiempo con presiones incorrectas, pueden aparecer planos o deformaciones en la banda de rodadura.
  • Un patrón de desgaste inusual es otro motivo para cambiar los neumáticos. Esto puede pasar por diferentes opciones: un problema mecánico -anclajes, transmisión o amortiguadores-, un mal equilibrio o una presión incorrecta de los neumáticos.
  • Por último, uno de los motivos con más peso humano es el del montaje de neumáticos no adecuados. Si no son específicos para tu vehículo, no darán un rendimiento óptimo y pondrás en peligro la integridad de tu vehículo, de los que circulan a tu alrededor y de ti mismo.

No llevar los neumáticos correctamente preparados para la marcha puede acarrear muchos problemas, el más importante es para tu seguridad y los de tu alrededor. Pero no sólo estarás en peligro, sino que puedes encontrarte con sanciones económicas y problemas de homologación. Revisa siempre los neumáticos de tu moto y opta por cambiarlos siempre que sea necesario. Atrasarlo no se traducirá en ahorro y menos en calidad de vida.