Resumen de la ley de seguridad vial

Aclara tus dudas sobre la Ley de Seguridad Vial, el documento en el que se recogen todas las normas que debes cumplir cuando te adentras en la jungla de asfalto.

Cuando conduces, es muy importante que tengas en cuenta una serie de obligaciones y normas para que las carreteras siempre fluyan en perfecta armonía. Además de que tu coche cumpla las condiciones idóneas para poder circular, tú, como conductor, tienes que comportarte de una forma determinada para evitar conflictos con el resto de usuarios de la vía.

Conviértete en un auténtico Trendy Driver gracias a esta clase acelerada sobre las normas que atañen a los conductores recogidas en la Ley de Seguridad Vial. ¡Atento!

1. QUÉ SE ESPERA DE TI COMO CONDUCTOR

Ten siempre en mente que debes comportarte de tal forma que no entorpezcas la circulación de forma innecesaria, ni causes situaciones de peligro, daño o molestias a personas o bienes con los que interactúas:

    • Debes tener estar siempre en perfectas condiciones para controlar tu vehículo y, cuando te acerques a otros usuarios, mantenerte siempre alerta y actuar con precaución.
  • Mantén una postura adecuada para tener libertad de movimiento ante posibles imprevistos.
  • No puedes conducir con cascos o auriculares porque te impediría estar alerta de todo lo que pasa a tu alrededor.
  • No puedes conducir habiendo bebido alcohol o con presencia de drogas en el organismo. Si un agente de la autoridad te para para que realices una prueba de alcoholemia o de detección de drogas, estás obligado a hacerlo.
    Nota: Puedes solicitar que te repitan la prueba si no estás conforme con el resultado, eso sí, si vuelve a dar positivo tendrás que pagar el coste.
  • Solo pueden sentarse en el asiento del copiloto los menores que cumplan con los requisitos de edad y talla legales para hacerlo.
  • Si transportas algún animal, asegúrate de acomodarlo de tal forma que nunca interfiera con tu espacio de conducción.
  • Tanto tú como el resto de los ocupantes del vehículo debéis utilizar el cinturón de seguridad o cualquier elemento de protección obligatorio para cada medio de transporte.
  • Está prohibido arrojar sobre la vía cualquier tipo de objeto que pueda suponer un obstáculo o peligro para otros usuarios. Si lo haces, debes asegurarte de retirarlo lo antes posible.
  • No se pueden emitir perturbaciones electromagnéticas, gases, ruidos o cualquier objeto contaminante.
  • No se pueden cargar los vehículos de forma diferente a lo que estipula la reglamentación.
  • Los inhibidores y sistemas de detección de radares están prohibidos y también cualquier dispositivo que interrumpa el funcionamiento de los sistemas de regulación del tráfico.

En resumen, la precaución, la atención y el cuidado deben convertirse en tus tres máximas cuando te subes a un vehículo. Y, por supuesto, tienes que asegurarte de mantenerlo en óptimas condiciones técnicas en todo momento.

Es oficial, ya eres un Trendy Driver.