Primeros auxilios en accidentes de trafico

No sabemos cuándo podemos ser testigos de un accidente y, por eso mismo, nos conviene saber qué debemos hacer frente a esta delicada situación. Por ello, en este artículo hemos optado por daros a conocer el protocolo de primeros auxilios a seguir en accidentes de tráfico.

El tiempo es un factor que va a inclinar la balanza, los diez primeros minutos son decisivos para el afectado, por lo que la decisión y el saber qué hacer en cada caso es vital.

Lo primero que debemos realizar es un análisis del perímetro y nos cercioraremos de que el entorno es seguro. Existen casos de personas que, por ayudar a otras, han sufrido accidentes. Es muy importante recordar que, si a ti te pasa algo, nadie podrá ayudar tampoco al accidentado original.

enseñando primeros auxilios

La mejor forma de estar seguro es cumpliendo todos los protocolos de seguridad y no dejándose llevar por la adrenalina ni el nerviosismo del momento. Estacionando con cuidado y colocando y vistiendo las señales visuales pertinentes, como comúnmente se dice: “Vísteme despacio, que tengo prisa”.

Con el perímetro de seguridad ya delimitado llega el momento de intentar llegar lo más cerca posible de las víctimas, y con su estado ya claro, siempre acompañándolas, notificar la situación al 112.

Este paso es crucial, ya que el tiempo que se tarde en llamar a emergencias decidirá la supervivencia o no del afectado. Tenemos que tener muy claro qué datos tenemos que aportar al operador, por dos motivos; por cómo los profesionales necesitan prepararse para resolver la situación, y porque cuantos más datos aportemos, con más facilidad nos podrán dictar un protocolo de actuación. Los datos principales que debemos comunicar son:

  • Número de víctimas.
  • Lugar del suceso.
  • Tipo de vehículos.
  • Descripción detallada de la situación.

Socorriendo a la víctima

Lo primero es analizar qué situaciones suponen un peligro inminente para el herido y neutralizarlas, es importante guardar siempre la calma y, si no se está seguro de la práctica a realizar, esperar la llegada de los servicios de emergencias.

El orden de atención de las víctimas deberá comenzar por las inconscientes, las que presenten dificultades respiratorias graves o con hemorragias masivas. Hace falta tener en cuenta que siempre se debe proteger el cuello de los heridos y jamás retirar el casco a los motoristas, a la vez que evitar que se levanten o pierdan calor corporal.

Con estas bases, enfrentarse a un accidente de tráfico será más sencillo, pero si queréis tener un conocimiento más extendido sobre cómo actuar ante este tipo de situaciones, os recomendamos la guía ‘Comportamiento y primeros auxilios en caso de accidente de tráfico’, realizada por la Dirección General de Tráfico (DGT).