Peligros de consumir cannabis en la conducción

“Don’t Worry, about a thing, cause every little thing gonna be alright” cantó Bob Marley en su momento, pero seguro que no se refería a cuando conduces bajo los efectos del cannabis y, si era así, se equivocaba. El consumo de drogas y la carretera no van de la mano y en esta ocasión os vamos a contar los peligros de consumir cannabis en la conducción.

El cannabis o tetrahidrocannabinol (THC) reduce, en una peligrosa medida, las capacidades cognitivas o psicomotoras, lo que se traduce en alteración del espacio, cambios de humor, somnolencia y vértigos. Según el National Institute on Drug Abuse (NIDA) y la Dirección General de Tráfico (DGT), el riesgo de sufrir un accidente se duplica tras haber consumido cannabis. Pero la organización americana vas más allá y declara que los conductores que han estado implicados en siniestros viales y han dado positivo en THC, eran entre tres y siete veces más propensos a ser los responsables, que los involucrados sobrios.

Está científicamente probado que el cannabis es una sustancia que altera seriamente el juicio y, aunque la tolerancia y la subjetividad de cada persona relativizan sus efectos, su consumo resta atención y velocidad de reacción.

Es una droga depresiva y tiende a fomentar la evasión, la pérdida de reflejos, produce desorientación y disminuye la capacidad de decisión, algo inaceptable en carretera, sobre todo teniendo en cuenta que nunca se circula solo y cada acción que realices al volante repercute en los que están a tu alrededor.

Control trafico detección de estupefacientes

Legislación sobre consumo de estupefacientes al volante

El Código Penal es muy claro y castiga a cualquiera que conduzca un vehículo de motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas, drogas o sustancias estupefacientes, pudiendo llegar a considerarse este hecho como delito penal. Dentro de esta lista de sustancias prohibidas al volante, por supuesto, se encuentran la marihuana y sus derivados.
Al contrario que con el alcohol, que en su legislación posee una tasa máxima de esta sustancia en sangre, la simple detección de estupefacientes en el organismo tiene consecuencias legales. Como mínimo, una sanción administrativa, multa de 1000 euros y la pérdida de 6 puntos del carnet de conducir. Pero la condena puede llegar a penas de prisión de 3 a 6 meses. También pueden condenarte de 31 a 90 días a realizar trabajos en beneficio de la comunidad y, en cualquier caso, privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores entre uno y cuatro años.

El cannabis, después del alcohol, es la droga más despenalizada en España por parte de la sociedad. Según El Ministerio de Sanidad, el 7,3 por ciento de los españoles han consumido marihuana durante el último mes, lo que significa que alrededor de 322.000 ciudadanos fuman habitualmente porros en España. Estas cifras denotan la normalidad que está ganando el consumo de esta sustancia.

El 3,2% de los conductores ha dado positivo por cannabis en controles de carretera. Además, los positivos son más frecuentes en los grupos de edad más jóvenes, en especial entre 18 y 20 años. Por eso, desde Trendy Drivers os pedimos cordura a la hora de conducir bajo los efectos de cualquier sustancia que altere nuestro estado natural y, por supuesto, que reduzca nuestra capacidad de realizar una conducción segura y responsable.