Normativa patinetes eléctricos DGT

No contaminan, se aparcan mejor y son perfectos para recorrer distancias intermedias. Los patinetes eléctricos se han convertido en unos de los principales medios de transporte en las grandes ciudades. Por eso, las autoridades han tenido que tomar cartas en el asunto y regular la circulación de este nuevo modelo de trasporte. ¿Quieres saber qué dice la normativa sobre patinetes eléctricos de la Dirección General Tráfico (DGT)? Sigue leyendo y te lo contamos.

Ya nos hemos acostumbrado a ver a la gente moverse en este tipo de ‘transportes verdes’, e incluso puede que nosotros mismos hayamos alquilado alguno por minuto. Pero, ¿sabías que los patinetes eléctricos tienen prohibida la circulación por aceras y zonas peatonales? En general, y salvo que se trate de una circunstancia especial en la que el agente de tráfico aprecie un riesgo o peligro mayor, la multa por circular con él por la acera puede ser entre 60 a 200€.

chica montando en patinete eléctrico

¿Cómo se debe circular con un patinete eléctrico?

Aunque cada cuidad española tiene su propia normativa al respecto, no se diferencian tanto entre sí. En Madrid, por ejemplo, los menores de 15 años no pueden circular en patinete eléctrico o cualquier otro vehículo de movilidad urbana. Y los menores de 16 están obligados a circular con casco en todo momento.

Para los mayores de 16, el uso del casco cuando se circula en patinete eléctrico es siempre recomendable, aunque no es obligatorio a menos que las circunstancias lo requieran. Está prohibida la circulación por aceras y zonas peatonales, pero permitida en carriles bici y calles en las que la velocidad máxima no supere los 30Km/h.

También tienen acceso libre a las zonas de bajas emisiones, como puede ser ‘Madrid Central’. Aunque en estos lugares se debe tener un especial cuidado con su estacionamiento y, sobre todo, con los peatones.

¿Dónde se debe estacionar un patinete eléctrico?

Tanto si es de alquiler como si no, aparcar un patinete eléctrico en la acera debe ser tu última opción. Si no queda más remedio y no obstaculiza ni molesta a los peatones, podrás ubicarlo lo más pegado al bordillo posible. Siempre y cuando no se encuentre junto a un paso de peatones, una parada de autobús o taxi, o un espacio reservado para que aparquen automóviles de personas con movilidad reducida.

Para estacionar un patinete eléctrico, lo más recomendable es utilizar las zonas reservadas para las motos o las bicicletas, aunque también puedes dejarlo en la banda de estacionamiento común, donde los coches o las motos. Y lo mejor es que no tendrás que preocuparte por el parquímetro, porque el estacionamiento es gratis para estos vehículos.

Si quieres anclarlo con una cadena metálica o un candado para que no te lo roben, podrás hacerlo, por ejemplo, en vallas de separación. Pero está prohibido anclarlo a semáforos, señales de tráfico, marquesinas de autobús, árboles o bancos. Antes de estacionar tu patinete eléctrico en la calle, te recomendamos que te informes bien de las normas de aparcamiento en la vía pública.

Es cierto que este tipo de vehículos no necesitan una autorización administrativa para circular. De hecho, por muy grave que sea la infracción, nunca podrá incurrir en una pérdida de puntos del permiso del conductor. Pero las infracciones sí podrán ser denunciadas y sancionadas económicamente con multas de hasta 1.000€, en función del caso. 

Circular en patinete eléctrico por la ciudad es fácil, cómodo y respetuoso con el medio ambiente, pero también puede llegar a ser peligroso si no se toman las precauciones necesarias. Si quieres circular de forma segura, te recomendamos que te informes sobre los comportamientos sancionables con este tipo de vehículos, y prestar especial atención a las actualizaciones de la normativa sobre patinetes eléctricos de la DGT.