Medidas de seguridad en coches clásicos

Muchos entusiastas de los coches aún conservan modelos míticos en sus garajes por diversos motivos. Está el factor emocional, coches heredados de padres y/o abuelos o ligados a recuerdos muy especiales. También hay propietarios que los mantienen por el factor económico, ya que los consideran una buena inversión de futuro. Por último, el disfrute de ir en un coche clásico y las ventajas que ofrece.

coche clásico naranja

¿Qué es un coche clásico?

Un coche clásico, en principio, debe tener al menos 25 años de antigüedad, tomando como referencia la fecha de matriculación o fabricación, lo que dependerá de si se cuenta con la documentación original. Sin embargo, la antigüedad del vehículo es solo un primer requisito para considerarlo un clásico.

Otro requisito que debe cumplir un coche para ser clásico es la originalidad, es decir, debe contar con piezas originales en mantenimientos y reparaciones. En el caso de que sea modificado cambiando, por ejemplo, suspensión, alerones, llantas o tapicería; seguirían siendo clásicos si las modificaciones se han hecho siguiendo pautas oficiales y se han usado piezas auténticas.

Diferencias entre un coche viejo y uno clásico

Un coche viejo es aquel que tiene un número elevado de años. En España se considera un coche de 10 años como viejo, pero nada tiene que ver con uno clásico. Para que un vehículo viejo sea considerado clásico ha de cumplir los requisitos mencionados anteriormente. Por lo que el principal consejo es mantener la originalidad del conjunto.

Coches clásicos con motores modernos

Hay una tendencia a restaurar vehículos muy viejos transformándolos en coches más potentes, más anchos, con una decoración moderna. Otra posibilidad es montar un motor de nueva generación debido a que el original no esté disponible en el mercado o, simplemente, para ganar en eficiencia, fiabilidad o potencia. Estos vehículos también son especiales, pero su denominación es de coches viejos o restaurados.

Medidas de seguridad en vehículos clásicos

A pesar de que la clasificación de un coche como clásico reporta múltiples ventajas para su propietario, hay que tener en cuenta que se establecen algunas limitaciones en la circulación, derivadas de sus propias características.

    • La nueva normativa (RD 920/2017) regula la periodicidad de las inspecciones técnicas de los coches antiguos. Desde mayo de 2018, los vehículos con menos de 40 años deben pasar la ITV cada dos años; si la antigüedad oscila entre 40 y 45 años, la revisión se deberá realizar cada 3 años y en el caso de que el coche tenga más de 45 años, es necesario pasar la ITV cada 4 años.
    • En relación con el punto anterior, los coches clásicos deberán superar una exhaustiva inspección en un laboratorio oficial donde se determina su estado y se informa sobre cuándo tiene que pasar la ITV.
    • Los vehículos que no superen los 40 km/h deberán desplazarse por el arcén mientras que los modelos que no alcancen los 60 km/h tienen prohibida la circulación por autopistas y autovías.
    • También conviene revisar la tarjeta de inspección técnica donde se pueden reflejar otras restricciones según diversas situaciones, entre las que se incluyen conducir de noche o con condiciones climatológicas adversas.
    • Además, es conveniente tener presente siempre el manual del fabricante de cara a revisiones y/o mantenimientos. En caso de no disponer de esa documentación, se aconseja contactar con el fabricante o con el taller oficial más cercano.
    • Se debe tener en cuenta las limitaciones de ciertos coches clásicos en cuanto a cinturones de seguridad o, por ejemplo, anclajes ISOFIX a la hora de ir con acompañantes o niños, respectivamente.
    • El seguro es obligatorio para que un coche clásico pueda circular legalmente. Por norma general, estas pólizas suelen tener un precio inferior, aunque conviene comprobar las coberturas que incluye y las posibles restricciones.

Llegados a este punto, esperamos no haberte quitado las ganas de hacerte con un coche clásico, si esa era tu intención. A pesar de las medidas de seguridad que te hemos indicado y que te recomendamos tengas en cuenta, el poder disfrutar de un vehículo histórico y exclusivo es una experiencia que hará las delicias de cualquier amante de las cuatro ruedas.