Las mejores técnicas de conducción segura

Antes de coger el coche, asegúrate de que conoces las 10 reglas de oro para que el viaje vaya sobre ruedas. ¿Cómo? Repasando las mejores técnicas de conducción segura con las que reducir al máximo el riesgo de accidentes o imprevistos en carretera.

 

Sí, es cierto, existen hábitos y precauciones que puedes tomar para que los riesgos de sufrir un accidente se reduzcan. Algunas ya serán viejas conocidas para ti y las tomas de forma de inconsciente cuando te subes al coche, sin embargo, puede que otras te pillen desprevenido y sea ahora el momento de hacer un repaso a las 10 reglas de oro de Michelin con las que vas a sentirte más seguro al volante:

 

  1. Antes de emprender la marcha, abróchate siempre el cinturón de seguridad. Y no solamente tú, asegúrate de que todos los pasajeros del vehículo lo hacen también porque, al ser el conductor, todos ellos están bajo tu responsabilidad.
  2. Respeta todas las normas del código de conducción. Cada una de ellas está pensada para que tu trayecto sea más seguro y para evitar cualquier problema con el resto de conductores.
  3. Conduce siempre respetando el límite de velocidad de cada vía, no hacerlo aumenta el riesgo de accidente y llegar un poco antes a tu destino no lo merece.
  4. Coger el coche superando la tasa de alcoholemia permitida te transforma automáticamente en un peligro al volante pues no solo arriesgas tu vida, sino la de las personas que te rodean.
  5. Si tienes hijos, protégelos siempre sentándolos en sillitas o asientos apropiados para su peso y estatura.
  6. Aunque no lo creas, contestar un mensaje, una llamada, grabar un audio o revisar el mail cuando vas conduciendo provoca que tu atención disminuya, por lo que aumentan las probabilidades de colisionar con otro coche o un peatón.
  7. Siempre que notes que el cansancio te puede, ya sea por monotonía en la conducción o simplemente porque te hace falta un café, date un descanso para reponer fuerzas y reanuda el viaje cuando estés preparado.
  8. Si viajas en moto o en bicicleta, no te olvides nunca de llevar puesto el casco, puede ser la diferencia entre un susto o un desenlace fatal.
  9. Un buen conductor se diferencia del que no lo es por su cortesía, respeta al resto de usuarios de la vía y todos saldréis ganando.
  10. Por último, mantener tu coche en condiciones óptimas es tan importante como todas las normas anteriores. Muchos accidentes ocurren debido a que no se han realizado las revisiones periódicas necesarias y, lo cierto, es que está en tu mano asegurarte de que cuando arrancas tu coche… todo va como la seda.

 

Sigue al pie de la letra las 10 reglas de oro de Michelin y estarás poniendo todo de tu parte para que el viaje sea mucho más seguro.