Las 5 distracciones más comunes al volante

El alcohol, las drogas o las condiciones climáticas adversas son los principales motivos en los que probablemente piensas si te preguntan por las distracciones al volante más comunes. Descubre cuáles son otros de los desencadenantes más habituales y que hasta ahora han podido pasarte desapercibidos.

Si eres un conductor experimentado, llevas años al frente del volante de tu vehículo y piensas que el asfalto ya no tiene secretos para ti… es inevitable que las costumbres se relajen y te convenzas de que puedes poner en práctica el multitasking dentro el coche: mantener una animada conversación con el resto de tus acompañantes, comer y beber durante el trayecto o buscar algo en la guantera o en el bolso.

Sin embargo, aunque creas que los años de carnet te han curtido como para tomarte la atención permanente a la ligera, según la DGT, el 30% de los accidentes de tráfico están estrechamente relacionados con este tipo de distracciones al volante. Ponle cara a las 5 causas más comunes por las que los conductores pierden el control del vehículo para ser capaz de evitarlas.

Las 5 distracciones al volante

1. Hablar mientras conduces

El conductor tiene que tener los sentidos puestos en la carretera, en los vehículos de alrededor, en la señales de tráfico, en los peatones… por lo que si está pendiente de la conversación que se desarrolla dentro del coche, su atención se encuentra claramente dividida. Desde la Dirección General de Tráfico advierten además de que si se viaja con niños, se le debe enseñar que los ruidos, gritos o peleas no están permitidas durante el trayecto.

2. Hablar por el móvil

Está prohibido hablar por el móvil al volante ya que reduce drásticamente el nivel de concentración en la conducción pero, además, aunque los dispositivos de manos libres puedan ser una alternativa para utilizarlos, algunos estudios aseguran que incluso así se pierde la atención en un 40% después de 3 minutos de conversación.

3. Fumar

Fumar es perjudicial dentro y fuera del coche, sin embargo, cuando estás al volante supone un motivo muy común de distracción: encender el cigarrillo, tirar la ceniza, buscar el mechero, apagarlo… Si no vas a dejar de fumar, intenta esperar a estar en tierra firme para hacerlo.

4. Comer o beber

Trata de parar a hacer un descanso si necesitas hacer cualquiera de estas dos cosas. Como ya sabes, para conducir necesitas tener las dos manos sujetas al volante y realizar estas actividades te impide utilizar al menos una de ellas.

5. Buscar cosas en el interior del coche

Desde las entradas para ir al cine a la emisora de radio que se ha desintonizado sin que sepas el porqué. Buscar cualquier cosa mientras estás conduciendo merma considerablemente la atención que pones en la carretera así que, si encontrar ese algo es una cuestión de vida o muerte, estaciona en un lugar apropiado antes de hacerlo durante el trayecto.