10 medidas para evitar los accidentes de tráfico en verano

Con motivo de las vacaciones estivales, el aumento de desplazamientos en las carreteras españolas es más que evidente. De hecho, la Dirección General de Tráfico cada verano pone en marcha un dispositivo especial de seguridad vial durante esta temporada para garantizar la seguridad y la fluidez de la circulación en las carreteras.

A pesar de todas estas medidas de seguridad, los accidentes de tráfico aumentan en esta época del año. Por este motivo, desde nuestra web queremos lanzar un mensaje de conducción responsable y segura.

A continuación, te indicamos 10 medidas de seguridad para evitar cualquier tipo de accidente de tráfico en verano. Lee con atención y quédate con todas ellas para conducir con tranquilidad y evitar sustos estas vacaciones.

  1. ¡El vehículo siempre en perfecto estado! Revisa antes de iniciar tu viaje la presión de tus neumáticos, el nivel de aceite, las luces, cualquier anomalía en el motor… Esta es la primera medida que no debes pasar por alto.
  2. Distribuye bien la carga en el maletero. Intenta no llevar más equipaje de lo necesario y recuerda, nunca coloques objetos sueltos porque un frenazo los convertirá en proyectiles hacia los ocupantes del automóvil.
  3. No comiences el viaje si te notas cansado. Aunque no lo percibas, los reflejos y la capacidad de reacción es mucho menor que en condiciones normales
  4. Haz una parada cada 200 kilómetros o cada 2 horas. A partir de este tiempo, tu cuerpo comienza a sentirse cansado y los reflejos disminuyen mucho más, así que haz una parada de descanso para estirar las piernas antes de continuar con el viaje.
  5. Aunque sea evidente, no está de más recordarlo. Si bebes, no conduzcas. Evita los efectos del alcohol, aunque sea una simple cerveza, independientemente de la duración del trayecto.
  6. Mantén tus ojos en movimiento. No mires un punto fijo todo el rato, éste suele ser la parte trasera del vehículo que tienes delante. Se recomienda mover los ojos de manera periódica, así también evitarás situaciones peligrosas antes de que ocurran.
  7. ¡Adiós distracciones! Solo dedícate a conducir y evita cualquier despiste. Si quieres mirar el móvil, comer, o llamar por teléfono, siempre estaciona tu coche previamente.
  8. Si te has equivocado de camino, evita rectificaciones imprudentes y tardías. Sigue hasta el próximo desvío y no te pongas nervioso. Recuerda que todos los caminos llevan a Roma.
  9. No te pongas una hora de llegada. Es mejor que el viaje fluya y que pares las veces que veas necesario. Si tienes prisa, tenderás a incrementar tu velocidad inconscientemente.
  10. Procura conducir de día. En los trayectos de noche, la visibilidad se dificulta y tu velocidad de reacción es menor, por este motivo ocurren gran parte de los accidentes de tráfico. Además, por la noche tendrás más posibilidad de encontrarte con un conductor ebrio…