¿Es obligatorio llevar rueda de repuesto?

Hay una serie de cosas en nuestro coche que, por habituales, solemos entenderlas como obligatorias. Hablamos de elementos tan comúnmente relacionados con nuestro vehículo como el propio volante pero que, en realidad, podrían darnos más de una sorpresa. Porque a ver, por poner un ejemplo, ¿sabes si es obligatorio llevar rueda de repuesto?

Puede que te sorprenda, pero es que resulta que no estamos obligados a llevar rueda de repuesto en nuestro turismo, siempre y cuando contemos con algún elemento que cumpla la misma función que esa rueda que, casi con total seguridad, recordarás escamoteada en el maletero de tu coche bajo una trampilla que con algo de suerte jamás habrás tenido que levantar.

Esta pequeña confusión que casi todos tenemos con la obligatoriedad o no de llevar rueda de repuesto responde al desconocimiento acerca del equipamiento que debemos llevar en nuestro coche y cuál es únicamente recomendable.

Sustitutos de la rueda de repuesto

¿Obligatorio o recomendable?

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), el equipamiento obligatorio lo componen el chaleco y los triángulos, las cadenas o neumáticos de invierno -según la época y la zona por la que circulemos y ya sean metálicas o textiles- y una rueda de repuesto, kit repara pinchazos o cualquier alternativa sustitutoria válida.

Por otro lado, dentro del equipamiento recomendable nos encontramos las pinzas para batería, la linterna, un spray anti vaho, agua y alimentos y un teléfono móvil con carga suficiente como para poder ser de ayuda en caso de emergencia.

Sustitutos de la rueda de repuesto
Conocemos como rueda de repuesto normal a aquella que tiene las mismas medidas, calidad y especificaciones que el resto de neumáticos montados en nuestro coche. Aunque ya os hemos adelantado uno un poco más arriba, ahora vamos a detallaros los principales sistemas que nos permitirán prescindir de la rueda de repuesto sin que tengamos que enfrentarnos a una multa cercana a los 200 euros por no contar con ningún elemento de reparación de pinchazos.

  • Kit repara pinchazos: A pesar de tener un precio un tanto elevado y caducar a los cuatro años, son una solución relativamente cómoda -especialmente por el poco espacio que ocupan- y que muchos vehículos deportivos equipan de serie gracias a las muchas mejoras que han implementado en los últimos años.
  • Neumáticos run-flat: Son neumáticos reforzados que, en caso de pinchazo, permiten seguir circulando un máximo de 80 kilómetros, a la velocidad máxima de 80 kilómetros/hora. Son el resultado de la suma de dos tecnologías: Por un lado, cuentan en su interior con un soporte en el que se apoya la banda de rodadura cuando falla la presión del neumático y, por el otro, disponen de flancos reforzados que limitan la deformación del neumático durante la pérdida de presión. ¿La principal pega? Que necesitan un montaje y equipamiento especiales.
  • Rueda tipo ‘galleta’: Se conocen por este nombre a las ruedas de emergencia caracterizadas por ser de menor tamaño y anchura que los neumáticos habituales que usa nuestro coche. Con ellas no debemos circular a más de 80 kilómetros por hora y su vida útil es bastante limitada.

Cambiando la rueda de repuesto

De todas formas y aunque ahora ya sabes que no es obligatorio llevar rueda de repuesto, siempre y cuando cuentes con una solución que te permita reparar un neumático pinchado, te recomendamos que aprendas cómo cambiar una rueda pinchada. Nunca sabes cuándo te podría sacar de un apuro, ¿verdad?