No solo al móvil se le acaba la batería, ¡al coche también!

Las baterias de los coches terminan agotandose, por eso hay que darles un cuidado especial para que duren los máximo posible en perfectas condiciones.

Triste pero cierto: todas las baterías se acaban agotando, hasta las del coche. Pero a diferencia del móvil, ésta no se carga enchufándola simplemente a la electricidad (al menos no en el caso de los coches convencionales). En este texto te vamos a contar todo lo relacionado con la batería del coche, cómo cuidarla, cambiarla… Así que estate atento a estos consejos e indicaciones porque los necesitarás tarde o temprano.

¿Sabes para qué sirve exactamente la batería? Pues entre otras cosas, es fundamental a la hora de aportar la energía necesaria para arrancar el coche y alimentar a los equipos electrónicos que lleve el automóvil, tanto en parado como en movimiento.

Otra pregunta interesante: ¿sabías que la batería se recarga constantemente gracias a una pieza que se hace llamar alternador? Por eso no es necesario preocuparse por ella. ¡Pero ojo! la radio, el GPS o la calefacción pueden llegar a descargarla si se usan prolongadamente. Un ejemplo muy claro lo encontramos cuando se olvidan las luces encendidas toda una noche. Si aún no te ha pasado, algún día quizá…

¡Drama! la batería se ha agotado

Cuando ocurre lo temido, que el coche no arranque, lo primero que hay que hacer es mantener la cabeza fría y lo segundo es buscar ayuda llamando a un amigo, o simplemente pedírsela a alguien en la calle (siempre hay gente maja que está dispuesta a ayudar).

Esta operación es bastante sencilla si dispones de unas pinzas potentes que no te dejen a medio camino. Suelen ser dos, una de color negro y otra roja. Hay que colocar el cable color rojo en los bornes positivos (+), mientras que el cable negro en los bornes negativos (–). Cuando están debidamente colocadas, hay que proceder a arrancar. Y así de fácil, ¡la vida vuelve al coche! Eso sí, ten cuidado a la hora de realizar esto para evitar daños.

<p

Es importante conducir durante varios kilómetros para no correr el riesgo de que se vuelva a parar el coche y vuelta a empezar…. Esto se debe a que el alternador necesita tiempo para recargar la batería.

¿Cómo prolongar la duración de la batería?

  • Evita aparcar a la intemperie por debajo de 5ºC y por encima de 30ºC durante más de cinco horas. Las temperaturas extremas afectan a la rentabilidad de la batería. Por esta razón, después del duro frío de invierno se recomienda revisar la batería.
  • El momento en el que la batería sufre un mayor esfuerzo es en el arranque, y necesita varios minutos para que el alternador pueda recargarla de nuevo. Realizar trayectos cortos y a bajas revoluciones impedirá que el alternador la pueda cargar correctamente, reduciendo su vida útil. Así que, cuando puedas hacer trayectos a pie, no seas vago y no muevas el coche.
  • Por último, si tu vehículo va a quedar inmovilizado durante más de un mes, lo mejor que puedes hacer es desconectar la batería y guardarla en un lugar protegida del calor. Un mes es mucho tiempo.

¡Ojo! Aspectos que hay que tener en cuenta con la batería

Es recomendable cambiar la batería cuando percibas los primeros síntomas de fatiga, sí, la batería también se cansa, como tú después de los exámenes. Entre los síntomas más notables está el encendido del coche que cuanto más lento sea, más gastada estará la batería.

No todas las baterías son aptas para todos los vehículos. Una batería demasiado pequeña podría no arrancar el coche o no llegar a alimentar todos los componentes eléctricos.

Por otro lado, los vehículos con ‘start-stop’ podrían no funcionar correctamente con una batería inadecuada. Estos necesitan una tecnología denominada ‘AGM’ o ‘EFB’. Lo ideal es seguir las indicaciones del fabricante. Para esta operación, lo mejor que puedes hacer es dejarte recomendar por los profesionales, así no te arriesgas a fallar.

Una batería suele durar alrededor de cinco años. Pasado este tiempo, hay que proceder a cambiarla. Para ello, lo principal es comprar una similar de capacidad y calidad, ¡y nunca de menos potencia!

Ahora, sabiendo toda esta información sobre la batería, empieza a cuidar la de tu coche y procura no pasarte de listo con ella porque te puede dejar en la estancada un día de estos.