Aparcar en paralelo, para lelos

Ni dejárselo al copiloto, ni aparcar de oídas. Este es el mejor método para aparcar en línea:

  1. Ponte en paralelo con los coches aparcados.
  2. Pon el intermitente del lado donde quieres aparcar.
  3. Sitúa el eje trasero del coche con el paragolpes trasero del coche de referencia, o el paragolpes delantero del nuestro alineado con el espejo retrovisor del coche de referencia.
  4. Gira el volante completamente hacia el lado en el que quieres aparcar, pon marcha atrás y mete poco a poco la trasera del coche en la plaza.
  5. Mantén el volante girado hasta que veas centrado en el retrovisor del conductor el faro delantero izquierdo del coche de detrás, o cuando el retrovisor del copiloto se coloque a la altura del parachoques trasero del coche de delante.
  6. Aparca lo más cerca que puedas de la acera, pero no roces tus llantas y neumáticos.
  7. Si quedas demasiado separado, saca el ‘morro’ y corrige lentamente con la dirección.
  8. Deja suficiente espacio con el coche de al lado para evitar disgustos.