¿Conoces las ventajas de las pegatinas de la DGT?

¿Sabías que si vives en una gran ciudad tienes muchas más posibilidades de padecer enfermedades cardiacas, problemas respiratorios y cáncer de pulmón que en un entorno menos urbano? ¡Enhorabuena! Sin embargo, no está todo perdido: las administraciones están tratando de conseguir un aire más limpio.

pegatina medioambiental

En los últimos tiempos han entrado en vigor distintas medidas para combatir la contaminación de las ciudades españolas. Las que vamos a tratar en este artículo son las que consisten en restricciones al tráfico, regidas por el distintivo ambiental -al que también se conoce comúnmente como la pegatina de la DGT-.

Así, tanto los ayuntamientos como los agentes de tráfico son capaces de identificar qué vehículos son más contaminantes. De este modo pueden permitir el tráfico de los coches poco contaminantes y no sancionarlos si circulan en episodios de restricción por contaminación. No obstante, es lógico que la mayoría de conductores tengan dudas sobre estas pegatinas. En Trendy Drivers responderemos a las principales.

¿Qué pegatina tiene que llevar mi vehículo?

Hay 4 categorías principales de distintivos ecológicos de la DGT mediante los que clasificar el impacto ambiental de los vehículos. Esto proviene del “Plan nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera”, cuyo objetivo consiste en discriminar positivamente a aquellos coches que menos contaminen.

Para incluir un vehículo dentro de una categoría intervienen factores como el tipo de combustible que emplea, el número de plazas, el momento de matriculación o su correcta adaptación a la normativa europea. Las pegatinas se organizan como sigue:

  • Cero emisiones (azul): se emplea con todos aquellos medios de transporte incluidos en el Registro de Vehículos de la DGT como vehículos eléctricos o híbridos enchufables, que tengan pila de combustible o cuenten con autonomía de cuarenta kilómetros. Se calcula que actualmente hay cerca de 21.300 vehículos cumpliendo estas condiciones.
  • Eco (verde y azul): es la indicada para los vehículos híbridos no enchufables, los propulsados por gas natural y los llamados coches GLP, que emplean como combustible el gas licuado del petróleo. Esta flota está estimada en más de 110.700 vehículos.
  • C (verde): este distintivo se emplea con todos los coches y furgonetas de gasolina que se matricularan desde enero del 2006, y los diésel a partir de 2014. Esta pegatina es la más común del parque móvil, con cerca de diez millones de beneficiarios.
  • B (amarillo): se usa para los turismos y furgonetas de gasolina que tienen matrículas a partir del 2000, y de diésel desde el 2006. También identifica a las motos homologadas a través de la normativa Euro 2 de emisiones. La DGT ha entregado algo más de cuatro millones de este tipo de pegatinas.

¿Cómo solicitar los distintivos ambientales de la DGT?

Hace unos años la DGT envió por correo postal las pegatinas a los conductores en función del tipo de vehículo que poseyeran, de forma gratuita. Actualmente se entregan directamente en el momento de la compra.

Sin embargo, si por alguna razón no contases ya con la tuya, puedes conseguirla por cinco euros en 121 oficinas de Correos (72 en Barcelona y las demás son las principales de las capitales de provincia, excepto en Ceuta y Melilla), presentando tu DNI, el permiso de circulación y la ficha técnica de tu vehículo.

A parte de estas oficinas, donde puedes obtener la pegatina al momento, también la encontrarás en el resto de administraciones mediante una cita previa. La DGT informa que, entre la petición y la entrega, el plazo es de entre tres y cuatro días hábiles.

¿Qué me permite hacer mi distintivo ecológico?

En teoría, como veíamos con anterioridad, el objetivo que se persigue es dar un trato de favor a los vehículos que menos perjudican el medio ambiente, pese a que esa distinción sea algo abstracta. Lo cierto es que son los ayuntamientos quienes tienen el poder de decisión sobre cómo beneficiar a estos vehículos. No obstante, la DGT ha tomado ciertas medidas como permitir conducir por el carril bus VAO a los vehículos de cero emisiones.

Dependiendo del distintivo ambiental y de la ciudad, los vehículos con pegatina disfrutarán de una serie de beneficios como ciertas ventajas fiscales, conducir por tramos de tráfico restringido o incluso aparcar de forma gratuita en las zonas azules.

¿Qué pasa si no se respeta la normativa?

En Barcelona, por ejemplo, los vehículos sin distintivo ambiental de la DGT no pueden circular por las zonas de bajas emisiones (un área de 95 kilómetros cuadrados). Lo mismo ocurre en el centro de Madrid, donde con la activación del Protocolo Anticontaminación, el ayuntamiento sanciona con una infracción leve de 15€ a los conductores que no lleven puesta la etiqueta.

Pese a que en un primero momento se habló de 100€ de multa, finalmente se acordó una menor cuantía porque la obligatoriedad de la norma responde a un carácter de sensibilización para luchar contra la contaminación de la capital.

Aunque no lo hagas por el dinero, hazlo por tu salud. Año tras año las consultas sanitarias se abarrotan más debido al número de personas que respiran aire contaminado. Revertir la situación está en tu mano: deja el coche en casa cuando no sea imprescindible, conduce de forma eficiente o pásate a los no contaminantes. Todos te lo agradeceremos de todo pulmón.