¿Cómo prevenir accidentes de carretera en Semana Santa?

Muchos somos los que aprovechamos la Semana Santa para viajar. Ya sea una escapada sencilla para huir del día a día o una ocasión para reunirse con la familia, lo cierto es que las carreteras acaban por tener más movimiento estos días. Sabemos que eres un conductor responsable, pero nunca está de más revisar algunos de los comportamientos que debes tener en cuenta para saber cómo prevenir accidentes.

Revisa el estado de tu coche

Vale que tu coche te lleva a todos lados y que es tu fiel compañero en el día a día, pero ¿está preparado para hacer cientos y cientos de kilómetros?

Empieza por lo básico: cambia el aceite y el filtro, revisa los neumáticos (el de repuesto también), descarga el radiador (en caso de que ya lleves mucho tiempo sin hacerlo), asegúrate que está todo en orden con los fusibles y el claxon y, por último, no te olvides de revisar las luces y los frenos. Si te da tiempo, aprovecha para lavar el coche por dentro y por fuera, no tiene que ser algo muy profundo… tu coche se lo merece.

¿Has alquilado un coche? Familiarízate con él, testea las luces, los frenos, el claxon… Vete a dar una vuelta por el barrio antes de lanzarte al desafío que tienes por delante. Sí, es un coche. Sí, tiene las mismísimas cosas que los demás… pero te aseguramos que también tiene sus diferencias.

Antes de partir

Un viaje siempre nos deja ilusionados. Cambiamos de aire, quebramos la rutina por unos días y tenemos un poco de relax. Pero hay algunas cosas que debes tener en cuenta para que tu viaje salga aun mejor:

Planifica: mira la ruta, piensa en un posible Plan B, define posibles sitios donde puedes hacer una pausa y échale un vistazo a las previsiones meteorológicas. Ve con tiempo, para que puedas conducir sin prisas y quizás evitar algunos atascos.

Acuérdate de: llevar el cargador del móvil, algo para picar, agua para que te mantengas hidratado (y despierto), una bolsa de basura para guardar todo lo que ya no necesitas.

Descansa bien: puede parecer tontería, pero es una de las recomendaciones más importantes que podemos darte. Asegúrate que has dormido bien antes del viaje. La falta de descanso puede ser perjudicial a lo largo del recurrido que tienes por delante.

Come algo: no empieces un viaje con hambre y mucho menos en ayunas. Come algo que te dé energía y que te ayude a mantener despierto a lo largo de las próximas horas. Evita alimentos que te dan una energía momentánea y te provocan un bajón poco después. Por eso, no abuses del café o de otras bebidas energéticas.

No bebas alcohol: sí, seguro que no es novedad para ti, pero no debes beber si vas a conducir. Vale, puede que una cerveza o una copa de vino no te dejen borrachos, pero te van a dejar un poco dormido. Y seguro que vas a querer estar bien despierto y pendiente de todo, ¿verdad?

Mecánico revisando el coche

On the road

Llegamos al momento más importante. Ya estás en la carretera rumbo a tu destino y con un gran desafío por delante: llegar bien.

¿Qué debes tener en cuenta?

Distancia de seguridad: todos queremos llegar pronto al destino, pero a veces las prisas no juegan a nuestro favor. Mantener la distancia de seguridad no es así tan difícil y te permite reaccionar con tiempo ante posibles peligros.

Evita los atascos: apps mobile como Google Maps te permiten saber donde están los atascos en tempo real y evitarlos, recalculando tu ruta. Lo que contribuye para la calidad general de tu viaje.

Cuidado con el móvil: pese a que tu móvil pueda ser un buen aliado en tu viaje, como puedes comprobarlo a través de la tip anterior, la verdad es que también puede ser un factor de distracción y provocar accidentes. Leer un mensaje haz con que quites los ojos de la carretera durante 5 segundos. Puede que te parezca poco, pero es suficiente para que pongas en riesgo tu seguridad. Por eso, deja el WhatsApp y el Instagram para cuando llegues al destino.

¡Ojo a la velocidad! Para empezar, es una cuestión de seguridad (y legalidad). Pero también te permite ahorrar combustible. Lo que significa… más dinero en tu bolsillo.

Enciende la radio: sobre todo si viajas solo y no tienes con quien hablar o compartir el mando del vehículo. Este truco es fundamental para que te mantengas despierto a lo largo del viaje.

Con todas estas recomendaciones estamos seguros que tu viaje va a ser un éxito, ya que sabes cómo prevenir accidentes. Ah y muy importante, una vez que llegues al destino… ¡a disfrutar! Te deseamos una feliz Semana Santa.