¿Cómo fomentar la seguridad vial en niños?

En las sociedades occidentales, una de las mayores causas de mortalidad son los accidentes de tráfico. La nota optimista es que la mayoría de ellos podría evitarse con una buena educación en esta materia. Si conseguimos inculcar la seguridad vial en niños y que tomen conciencia de cómo circular de forma segura, conseguiremos que se conviertan en adultos responsables. De hecho, la Unión Europea se marcó como objetivo en 2011 reducir las víctimas en un 50%, para lo que sus medidas eran reforzar la formación en educación vial.

 

Lo que es muy importante es tener en cuenta la edad de los niños, ya que los intereses de alguien de 3, 7 o 12 años son diferentes. Cuanto más pequeños sean, más fácil es que aprendan los conceptos que les enseñemos. Sin embargo, esto es un arma de doble filo, ya que si cometemos alguna imprudencia al volante podemos condicionar su aprendizaje de forma negativa. Siempre hay que tener en cuenta que los niños son como esponjas, y que los padres deben predicar con el ejemplo.

 

Es por ello que, aunque en el colegio deban reforzarse estos mensajes, quienes realmente deben inculcar los valores de la seguridad vial en sus hijos son los padres, con especial atención en lo siguiente:

  • Evitar accidentes: debemos enseñarles que, aunque vayan de la mano de un adulto, deben mirar hacia ambos lados antes de cruzar y nunca cuando el semáforo esté en rojo. También cosas como que está prohibido usar el móvil en el coche o que deben salir por la puerta más cercana a la acera. Los ejemplos prácticos facilitan el aprendizaje de los niños.
  • Empleo de la bicicleta: si usan este medio de transporte, deben entender la importancia de llevar siempre el casco y circular únicamente por la vía establecida para estos vehículos.
  • Aprender con juegos: el juego es uno de los métodos educativos más eficaces para transmitir a los niños los riesgos y responsabilidades en la carretera. Por ejemplo, si hacemos un viaje largo con niños, podemos ponerles a prueba preguntándoles por las señales que veamos. De este modo, les mantendremos entretenidos mientras aprenden.

    juegos de educación vial para niños
  • Acudir a centros especializados: si en tu ciudad hay parques infantiles orientados a la educación vial, no dudes en acudir. Ya sea en bicis o en karts, aprenderán a moverse con seguridad por la ciudad de una forma práctica.
  • Uso del cinturón de seguridad: es importante no arrancar el coche hasta que todo el mundo tenga puesto su cinturón. Por otra parte, explicar a los niños las graves lesiones que pueden sufrir si no lo usan ayudará a que aumente su uso y lo perciban como un elemento fundamental de seguridad.
  • Enseñar valores: además de enseñar a los niños los temas básicos de seguridad vial, es importante que aprendan a tener respeto en la carretera. Por ejemplo, esperar a que un anciano o una persona de movilidad reducida termine de cruzar la calle, aunque el semáforo ya esté verde, ayuda a una mejor convivencia.

Al margen de todo esto, hay que recordar que los niños aprenden del ejemplo que les dan sus padres, por lo que hemos de predicar con el ejemplo si queremos futuras generaciones de peatones y conductores prudentes. Recuerda que imitan lo que ven: las palabras se las lleva el viento. Las acciones quedan grabadas.