¿Cómo evitar accidentes de motos?

Falta de experiencia, exceso de velocidad, circulación en zigzag, actitud temeraria… Descubre cuáles son las causas principales de los accidentes de motos y ciclomotores y cómo puedes evitarlos poniendo en práctica estas medidas preventivas.

Si eres de los que no se plantean otra forma de circular motorizado que incluya más de dos ruedas, sabrás las ventajas que supone este tipo de medio de transporte: los atascos en hora punta se hacen menos insoportables por la capacidad de serpentear entre las filas interminables de coches (movimiento que descubrirás a continuación que supone un peligro que debes evitar); encontrar aparcamiento no te lleva más de cinco minutos en el peor de los casos; es una solución para desplazarse desde zonas mal comunicadas por transporte público; y, por supuesto, resulta más fácil, rápido y asequible para ir de un sitio a otro.

Otro de los puntos a favor de elegir una moto como medio de transporte es que, por regla general, su mantenimiento es más sencillo que el de otro tipo de vehículos, sin embargo, realizar este mantenimiento regularmente para asegurarte de que todo funciona correctamente es el primer consejo a tener en cuenta para evitar accidentes.

El segundo es la forma en la que se frena, ya que las paradas bruscas pueden provocar que se bloquee la rueda delantera, lo que probablemente acabe con la caída del motorista a la calzada. Cuando vayas a frenar, utiliza los dos sistemas de frenado pero ejerce la mayor fuerza en el delantero pues es el principal responsable de la reducción de velocidad, con el trasero consigues estabilizar la moto.

Además, coger las curvas con una inclinación y velocidad adecuadas es otro seguro para evitar accidentes de motos: el pie se mantiene siempre recogido sobre la plataforma de descanso, si fuera necesario se reduce la velocidad antes de aproximarse a la curva, la mirada se mantiene en un punto alejado para visualizar con perspectiva el recorrido y se acelera suavemente durante toda la maniobra.

Aunque parezca una obviedad, no todos los motoristas respetan las normas de mantenerse en el carril que les corresponde, un comportamiento temerario ya que circular haciendo el famoso trayecto en zigzag también supone un peligro para la seguridad del propio conductor y también para el ocupante del vehículo si existiera.

En cuanto al equipamiento, el casco no solo es obligatorio, sino el mejor aliado para evitar consecuencias fatales en caso de caída. Este accesorio de seguridad, cuando está bien ajustado a la cabeza y correctamente abrochado, tiene la capacidad de absorber una porción del impacto.

Por último, en caso de ser testigo de un accidente, como norma general no se debe quitar el casco al siniestrado y la DGT (Dirección General de Tráfico) recuerda las tres reglas que siempre hay que tener en mente: proteger a los heridos, avisar al 112 para que acuda un equipo de asistencia lo antes posible y socorrer a los implicados en la medida de tus posibilidades.