Cómo enseñar educación vial a los niños

Los niños y jóvenes comprenden uno de los principales grupos de riesgo en accidentes de tráfico, el motivo es tanto por su imprudencia infantil, como por supuesto su ignorancia de los códigos de circulación. Por eso, desde Trendy Drivers os traemos una guía de como enseñar educación vial a los niños.

Las primeras nociones sobre seguridad vial comienzan en casa, con los padres enseñando a sus pequeños los principales pasos de una circulación segura: la importancia de los semáforos, el funcionamiento de los pasos de cebra, diferencia entre acera y calzada… Pero ese primer acercamiento debe ser reforzado en los centros educativos, en clases y con ayuda de gráficos y estrategias de comprensión creadas para calar en la mente de los más pequeños.

 

Cuando hablamos de las nociones básicas que los padres deben enseñar a sus hijos nos referimos a esta serie de aprendizajes:

  1. Instruirles en mirar siempre a ambos lados de la calzada a la hora de cruzar.
  2. Recordarles que siempre deben buscar un paso de peatones para cruzar la carretera
  3. Enseñarles que si montan en bicicleta deben optar por el uso del casco y por una conducción por segura.
  4. Deben aprender la responsabilidad que posee el conducir un vehículo, sobre todo con pasajeros, y que el coche no es un juguete.
  5. Deben saber que para circular con seguridad es necesario controlar los impulsos, ya sea en coche, moto, bicicleta o patín.
  6. Como padres le les debe mostrar a los hijos que no se arranca hasta que todos tengan el cinturón de seguridad puesto.
  7. También es bueno utilizar los escenarios reales, en su momento de menor tráfico, para dar lecciones en el propio terreno, como en un paso de cebra, una rotonda…
  8. Y por supuesto que los buenos modales y las buenas formas son una parte vital de la seguridad vial.

Todos estos aprendizajes han de ser de padres a hijos, pero no exclusivamente. Seguro que tienes hermanos pequeños y quieres que puedan salir a la calle con seguridad. Que lo consigan también está en tu mano.

niños cruzando la acera con su madre

Además, estas nociones de las que os estamos hablando, crean una estructura de lo que está bien y mal en la mente de los niños, algo que de nuevo repetimos es necesario que sea inculcado en sus primeros años, los más importantes en cuanto a asimilación de comportamientos.

Cómo hemos dicho anteriormente, estos primeros learnings se deben acompañar de una educación en Seguridad Vial, impartida en los colegios. A su vez, el Estado por vía de la Dirección General de Tráfico (DGT) ofrece en “Aprende seguridad vial”   programas y actividades que acercan toda esta materia a los alumnos de Educación Infantil y Primaria.

El uso de juegos a la hora de enseñar a los más pequeños es siempre recomendable, ya que aumenta el interés y el periodo de atención de los mismos. Un juego a plantear sería instarles a que imaginen que son ellos los que conducen, con un volante imaginario o incluso uno de juguete y, mediante opciones y ayuda, guiarles a que elijan la opción de actuación correcta.

Otro tema de gran importancia a tener en cuenta es que los niños imitan comportamientos, por lo que si en la teoría les enseñas el camino de la seguridad vial, pero en la práctica no predicas con el ejemplo, todo lo enseñado será para nada. Y no nos referimos solo a la hora de la conducción, también a la de comportarse de manera cívica como un peatón.

Los niños son el futuro y, si queremos que los accidentes queden en el olvido, es necesario que desde bien pequeños tomen conciencia de que circular de forma correcta supone menos accidentes, y lo que es más importante, conseguiremos   que nuestros hijos, hermanos o primos estén seguros.