Cómo cambiar una rueda de un coche

Aprende todo lo que necesitas sobre cómo cambiar una rueda, las herramientas que precisarás para hacerlo, saber dónde debes parar tu coche y también a señalizar correctamente esta situación imprevista a los demás usuarios de la vía.

Aunque como todo ser humano piensas que los imprevistos les pasan al resto menos a ti, cuando descubres que esta filosofía de pensamiento no es del todo cierta… lo mejor es estar preparado. En el caso de las ruedas, muchos están convencidos de que saben lo que hacen hasta que se encuentran con las manos en la llanta, por eso, nunca está de más recordar cuál es la mecánica básica de cambio de neumáticos para poder reanudar tu camino lo antes posible y sin tener que buscar un medio de transporte alternativo.

Es cierto que estos conocimientos siempre son útiles, pero refrescar la teoría se vuelve incluso más importante antes de viajar, por si el percance te pilla desprevenido en medio de la carretera. Descubre todo lo que tienes que tener en cuenta en caso de pinchazo:

PARAR EN UN SITIO SEGURO
Cuando te des cuenta de la situación, reduce progresiva y suavemente la velocidad hasta encontrar un lugar seguro en el que poder parar tu coche. Este lugar debe ser de un terreno llano y sólido para poder realizar el cambio de rueda sin dificultades extra. Una vez hayas encontrado un sitio que se ajuste a estas características, acciona el freno y no te olvides de ponerte el chaleco reflectante antes de salir a comprobar la avería. Además, si el pinchazo se produce de noche, enciende las luces del coche para hacerte visible para el resto de conductores.

SEÑALIZA TU POSICIÓN
Mantén tu atención en el tráfico durante todo el tiempo que pases fuera del coche y coloca los triángulos de señalización de peligro. En autopistas y autovías, coloca a cincuenta metros detrás del vehículo y en carreteras de doble sentido, necesitarás otro a la misma distancia por delante. Deben ser visibles desde los cien metros.

CAMBIA LA RUEDA
Tornillos de seguridad, gato, llave y, por supuesto, la rueda de repuesto: los cuatro elementos que necesitarás para hacer el cambio. Primero, afloja con la ayuda de la llave las tuercas de la rueda pinchada y, después, asegura el gato en el lugar que indica el manual de usuario de tu coche. A continuación, eleva el coche hasta que la rueda casi no toque el terreno para aflojar todas las tuercas y retirarla.

Ha llegado la hora de colocar la rueda de repuesto, asegurarla con los tornillos y apretarlos con fuerza. Cuando bajes el coche a suelo firma termina de apretar las tuercas con la llave

COMPROBAR LA PRESIÓN DEL NEUMÁTICO
Cuando vuelvas a reanudar la marcha, no te olvides de estar atento para desviarte en la próxima estación de servicio que veas para comprobar la presión del neumático de recambio.