¿Autopista o autovía? ¿Conoces las limitaciones de cada una?

No tener del todo clara la diferencia entre autopista y autovía es bastante más común de lo que pensamos. Si eres de los que está en pleno proceso de sacarse el carné de conducir o de los que ya empieza a fallarle la memoria desde que te sacaste el teórico, que no cunda el pánico, nosotros te recordamos lo que necesitas saber para circular de forma segura por cada una de ellas.

coches en autovía

Diferencias entre autopista y autovía

Antes de nada, aclaremos que en nuestro país las autopistas y autovías tienen algunas características comunes, ya que las dos tienen calzadas para cada sentido de circulación y cuentan con más de un carril por cada sentido. Además, ninguna tiene intersecciones o cruces al mismo nivel en todo su recorrido y existe una velocidad mínima de circulación a 60 km/h, siempre y cuando el tráfico o las condiciones de la calzada lo permitan.

Pero, como sabemos, cada una tiene sus limitaciones y peculiaridades. A partir de este punto es cuando tenemos que grabarnos en la memoria las normas de circulación y tener muy clara la diferencia entre autopista y autovía, para conducir de manera segura y responsable evitando las posibles sanciones.

La autopista

Está formada por, al menos, dos calzadas en ambos sentidos de circulación, separadas por una mediana, y desde la cual no se tiene acceso a las propiedades colindantes a no ser que sea mediante las salidas independientes o los cruces y pasos a distinto nivel.

La autovía

Cuenta con dos carriles por cada sentido y tiene accesos limitados a las propiedades colindantes. También tiene ramales de entrada y salida con carriles de aceleración y deceleración, además de accesos a áreas de descanso.

Límite de velocidad

Es importante conocer los límites de velocidad de cada tipo de vía para evitar cometer infracciones. Lo cierto es que las diferencias entre autopistas y autovías en cuanto a sus limitaciones de velocidad son muy pocas, y solo varían dependiendo del tipo de vehículo con el que circulamos.

Tras los últimos cambios realizados en el artículo 48 del Reglamento General de Circulación en enero de 2019, el apartado relativo a límites de velocidad en carreteras convencionales ha sufrido ligeros cambios. Aun así, en lo referente a autopistas y autovías no se ha realizado modificación alguna, por lo tanto, se mantiene el límite máximo permitido

Sabiendo esto, si circulamos con un turismo o una motocicleta, la velocidad máxima permitida es de 120 km/h. Si se supera este límite registrado por los radares de tramo, nos enfrentamos a una infracción grave o muy grave, que puede conllevar la pérdida de hasta 6 puntos de nuestro carné de conducir, además de una multa de entre 100 y 600 euros.

También hay que tener precaución si transportamos algún tipo de remolque, ya que la normativa cambia y se ajusta a una velocidad máxima permitida de 80 km/h en autopistas y autovías. Si tienes más dudas sobre lo que necesitas para circular con un remolque, puedes consultar toda la información aquí.

Por otro lado, en cuanto a los camiones y las furgonetas, tienen establecido un límite de velocidad máxima de 90km/h, tanto en autopistas como en autovías.

Y, para terminar, en cuanto a las bicicletas y ciclomotores, siempre que el conductor tenga al menos 14 años y llegue a una velocidad máxima de 45Km/h, puede circular por autovías, mientras que en autopistas está completamente prohibida su circulación.

Y ahora que sabes la diferencia entre autopista y autovía y conoces todas sus limitaciones, ¿qué te parecen?