7 Tips para la prevención de accidentes viales

Con la seguridad vial ocurre un fenómeno curioso: todos sabemos qué es lo que hay que hacer, pero nos sorprendemos cuando, al no hacerlo, ocurre alguna desgracia. Por eso hoy os traemos una serie de tips para la prevención de accidentes viales que, seguramente, no estáis aplicando aunque los conozcáis.

Uno de los problemas de salud pública más importantes del mundo son los accidentes de tráfico. Según datos de la OMS, cada año mueren cerca de un millón de personas en el mundo por tal motivo, y es la primera causa de defunción entre menores de 40 años. Dentro de esta ola de catastrofismo, la buena noticia es que la mayoría de lesiones graves y muertes es evitable con unos sencillos pasos.

A nivel social, hay tres factores que deben trabajarse: educación, concienciación e investigación. El primero es el paso lógico que ha de darse, hacer pedagogía entre los futuros conductores para enseñarles seguridad vial y primeros auxilios. El segundo es concienciar a la sociedad de la necesidad de prevenir, e intentar alcanzar el objetivo de lesiones cero. Por último, es necesario llevar a cabo investigaciones para diseñar acciones basadas en la relación coste-eficacia.

accidente de coche y tres personas

Siete normas básicas de prevención de accidentes viales

  • Evitar distracciones: está totalmente prohibido que uses el móvil para llamar, pero tampoco debes usarlo para otras gestiones como buscar en el Maps. También es recomendable que restrinjas tus conversaciones con el resto de pasajeros y te centres en la carretera, respetando las velocidades.
  • No consumir alcohol, drogas ni ciertos medicamentos: si bien todos somos conscientes de que el alcoholismo es muy peligroso -causa el 40% de las muertes en accidentes al volante-, por la disminución de reflejos, esto también ocurre con ciertos medicamentos como antihistamínicos -somnolencia-, antihipertensivos -mareos- o colirios -visión borrosa-. Por supuesto, las drogas están prohibidísimas.
  • Estar descansado: es necesario combatir la fatiga que produce conducir muchas horas seguidas, ya que se alteran los reflejos y las percepciones. Para evitarla es necesario estar descansado al coger el coche y efectuar una pausa cada dos o tres horas de trayecto.
  • Elegir caminos seguros: hay que evitar, en la medida de lo posible, transitar por carreteras deterioradas, mal asfaltadas o demasiado estrechas, ya que dificultan en gran medida la conducción. Esto ha de tenerse especialmente en cuenta cuando las condiciones climatológicas sean adversas, como lluvia o nieve.
  • No olvidar la seguridad vial: hay normas básicas que deben tenerse siempre en mente, como colocarse el cinturón de seguridad, conducir a la velocidad adecuada, respetar las distancias de seguridad, emplear las luces del coche de un modo adecuado, respetar los semáforos y las señales o no realizar maniobras peligrosas.
  • Revisar el vehículo: antes de salir, hay que pasar por el taller para revisar la presión de los neumáticos, el estado de los frenos y el del acelerador. También debes tener en cuenta los elementos de seguridad pasiva, como cinturones, airbags y sistemas de retención infantil.
  • ¿Y si no conduces un coche?: para los motociclistas y ciclistas, es vital el uso del casco. Por otra parte, los peatones deben llevar a cabo una serie de prevenciones como no distraerse con el móvil o esperar al cruzar la calle.

motorista conduciendo una moto

¿Y qué pasa si presencias un accidente?

Lo primero es auxiliar a las víctimas y llamar a la ambulancia, ofreciendo colaboración para evitar males mayores. Es importante que, si la víctima es motorista, no le quites el casco. También hay que ayudar para restablecer la seguridad de la circulación y esperar a que lleguen las autoridades para ayudar a aclarar lo sucedido. Recuerda que tu colaboración puede ser muy importante para ayudar a aclarar los hechos: puede ser imprescindible para la víctima de un accidente.

Si en la colisión no ha habido heridos y no corre en peligro su integridad física, lo primero que debes hacer es retirar el coche para restablecer el tránsito. En caso de que tú te hayas visto involucrado, puedes ir rellenando junto a la otra persona un parte amistoso de accidente, para que se agilice el trámite posterior. También debes hablar lo antes posible con tu compañía de seguros.

Así que ya sabes: la prevención de accidentes viales es algo que está en la mano de todos. Ese whatsapp puede esperar. Puedes tomar una cerveza otro día. Los cinturones están para usarlos. ¿Qué pasaría si todos siguiéramos estas normas básicas? Lo que pasaría a continuación no te sorprendería.