5 Consejos para conducir con nieve este invierno

carretera con hielo

Un café humeante, ropa cómoda, una manta calentita y tu serie preferida mientras estás tirado en el sofá. En invierno cualquier situación cotidiana se vuelve idílica. Cualquiera, a menos que tengas que coger el coche y conducir con nieve.

De hecho, en España estamos poco acostumbrados a conducir con nieve, ya que únicamente hay tres meses al año en los que suele nevar, y lo hace en partes muy concretas de nuestra geografía. Es por ello que no solemos estar preparados y cometemos ciertos errores que nos ponen, de forma innecesaria, en peligro.

Cuando las carreteras estén nevadas, hemos de prestar atención a tres factores principales de riesgo: visibilidad deficiente, por lo que siempre hay que llevar las luces y señalizar nuestra posición; poca adherencia, lo que supone aumentar la distancia de seguridad y temperaturas bajas, que entorpecen tanto nuestros movimientos como los del vehículo.

Todas estas situaciones implican que hemos de acentuar la precaución al volante en esta época del año. Para ello, tenemos una serie de recomendaciones para ti antes de que te lances a ese viaje navideño que tanto anhelas.

Claves para conducir con nieve

Consulta el estado de las carreteras antes de salir: tienes miles de apps a tu disposición para consultar tanto las condiciones meteorológicas como los partes de nieve, así que no hay excusa. De este modo podrás saber si hay cortes en las carreteras, te ahorrarás tiempo (y disgustos) y podrás equiparte con todo lo necesario para tu viaje.

Lleva un equipaje correcto: hay una serie de elementos que no pueden faltar en tu coche cuando viajas en invierno. Sería ideal contar con una linterna y pilas de repuesto, una manta, un pequeño botiquín, algo de comida y bebida y un cargador de móvil adaptable al coche. Además, es imprescindible una espátula de plástico por si fuera necesario rascar el hielo.

Asegúrate de que tu coche está a punto: teniendo en cuenta que la primera nevada del año suele cogernos desprevenidos, lo suyo es que a partir de noviembre vayas preparando tu coche para el invierno. Lo primero que debes comprobar es que los líquidos estén en niveles adecuados, sin olvidar el anticongelante. También has de revisar la dirección del coche y los frenos. Por último, tienes que cerciorarte de que tus limpiaparabrisas funcionan adecuadamente y que la batería está en un estado óptimo.

Emplea unos neumáticos adecuados: hay mucha gente que no sabe cómo colocarle las cadenas al coche y, además, estas pueden conllevar el riesgo de dañar el neumático o ponernos en una situación de riesgo si las cambiamos en medio de la carretera. Por ello, lo ideal es contar con unos neumáticos “all season” como los MICHELIN CrossClimate. Con ellos, tu coche estará siempre preparado haga el tiempo que haga, con una buena adherencia en suelo mojado y movilidad asegurada en nieve gracias a su certificación de invierno.

Conduce con cabeza: pese a que hayas seguido el resto de puntos a rajatabla, todo quedará en nada si no conduces extremando el cuidado al máximo y siguiendo las siguientes pautas:

  • Cuidado con las curvas: siempre debes mover con suavidad el volante, pero especialmente cuando haya curvas, ya que de otro modo corres el peligro de perder el control del vehículo y sufrir un subviraje (los neumáticos delanteros derrapan por la pérdida de adherencia).
  • Usa adecuadamente las marchas: lo ideal es que, en estas situaciones, emplees lo menos posible el cambio de marchas. Deberás reducir la velocidad y circular siempre que puedas con marchas largas para perder la menor tracción posible. En descenso, en cambio, hay que poner una marcha más corta para que el motor retenga al coche.
  • No tengas fe ciega en los frenos: si hay nieve en la carretera, no debes conducir como si no pasara nada; con la humedad, lo normal es que las pastillas de freno pierdan eficacia. Además, debes frenar con las ruedas rectas, ya que si lo haces con ellas giradas es más fácil que pierdas el control del vehículo.

Así que ya sabes: lo ideal en invierno es que te quedes en casa viendo tu serie favorita. Sin embargo, si fuera completamente necesario que cojas el coche para hacer un viaje, nuestra recomendación es que le tengas respeto a la carretera, nunca miedo, y lleves a cabo todos los consejos de este post.