Las multas más curiosas (y sorprendentes) con las que te puedes encontrar

Si acabas de sacarte el carnet de conducir, seguro que eres consciente de que las multas te pueden llegar en cualquier momento, ¿verdad? Y si no lo eres, ya es hora de que seas sensato al volante…

Pasarte del límite de velocidad e ir conduciendo ebrio suelen ser las multas más conocidas entre los conductores, pero, aunque no lo creas, existen infinidad de tipos de multa y muchas de ellas ¡muy sorprendentes! Conducir descalzo, en chanclas, sacar el brazo de la ventanilla o utilizar el claxon cuando no se debe son solo algunas de ellas.

¿Quieres conocer otras multas curiosas que pueden ponerte? ¡Quédate boquiabierto!

¡Mucho cuidado con el volumen de la música y el claxon!

Si eres de los que le gusta llevar a tope el volumen de la radio o de tu CD preferido, ¡prrrr, error! Ten mucho cuidado con esto, especialmente si pasas por hospitales o centros residenciales, porque son áreas consideradas de descanso. ¿Sabías que pueden multarte con cantidades que oscilan entre 50 y 300 euros? Ah, ¡y si te pillan más de una vez cometiendo esta infracción, prepárate para un duro golpe a tu bolsillo porque la multa puede ascender hasta la escalofriante cifra de 2400 euros!

¡Olvídate de tocar el pito! Únicamente puedes utilizar el claxon ante un peligro inminente, pero si recurres a él, por ejemplo, para saludar o para atosigar a otros conductores (por ejemplo, si el semáforo está en verde) la sanción puede ser de 80 euros.

Evita comer y beber al volante

Sabemos que es difícil no comer ni beber al volante cuando haces viajes largos. Es muy común tener una botellita de agua o chuches al lado para picotear antes de llegar a tu destino. Pero, aunque pueda parecer increíble, si te pillan al volante comiendo o bebiendo pueden ponerte una sanción de hasta 100 euros. ¿A que te quedas flipando? Porque, según la normativa, siempre tienes que llevar las dos manos al volante.

¡Vas a flipar con las multas que han llegado a poner!

Las anteriores multas que hemos visto son muy sorprendentes, ¡pero no tanto como las siguientes! ¡Vas a alucinar con ellas!

  • Multa por morderte las uñas. Ha ocurrido en Salamanca. Los agentes denunciaron al conductor y le sancionaron con 80 euros por “conducir el vehículo sin mantener la propia libertad de movimientos”.

  • ¡Cuidado con los arrumacos! Multa por mostrar sentimientos de cariño. En Orense, la policía multó a una conductora porque su novio le dio un beso en la mejilla cuando conducía su coche. Según los agentes: “la conductora no mantenía la propia libertad de movimientos”.

  • Es mejor no llevar un tirachinas colgado del espejo retrovisor del coche… En verano del año 2010, un coruñés fue multado por la policía local por llevar colgado en el espejo retrovisor un tirachinas de madera, los agentes le pusieron una multa de 300 euros “por tenencia ilícita de armas”.

  • Así que ya sabes, además de las multas de tráfico más frecuentes también pueden ponerte otras menos conocidas que pueden ocasionar algún que otro agujero en el bolsillo…