El cinturón de seguridad: ley y obligatoriedad

Desde que éramos unos críos, nos han repetido una y otra vez la importancia que tiene el cinturón de seguridad, y nos han explicado en repetidas ocasiones cómo funciona. Pero aún con todo este hincapié, hay un gran número de personas que sigue pasando de él, ¿no lo crees? Con los siguientes datos, lo comprobarás.

Según la DGT, en 2016 en España hubo 190 fallecidos por no llevar el cinturón de seguridad. Otro dato más próximo son las cifras del verano, el 28% de los fallecidos en accidentes de tráfico no hacían uso del cinturón en el momento del accidente.

A diferencia de lo que popularmente se cree, el cinturón no sirve para inmovilizar los pasajeros en caso de choque, sino para que amortigüen su deceleración y, por tanto, frenar el impacto.

Las multas por no llevar el cinturón de seguridad

¿Qué multa conlleva y cuántos puntos se pueden perder? Según el Reglamento General de Circulación, no utilizar este elemento de seguridad supone una falta grave, lo que se traduce en una multa de hasta 200 euros y la retirada de 3 puntos del carnet.

En caso de que uno de los pasajeros sea mayor de edad y no lleve puesto el cinturón, será el que pague la multa, pero debido a que el conductor es el responsable final de la seguridad de los integrantes del vehículo, se podría estudiar el caso en un juicio y se podría realizar el pago a medias.

En el caso de que un menor sea el que no lo lleve puesto, el conductor es el que se hará cargo de la multa al completo, aunque padres o tutores vayan en el coche.

¡Colócate bien el cinturón de seguridad!

Una cosa es ponerse cinturón de seguridad, y otra diferente es ponérselo bien. Lo ideal para llevarlo correctamente es que el respaldo esté casi en ángulo recto, situar la cinta superior del cinturón entre el cuello y el hombro y la cinta inferior sobre las caderas. En invierno, ¡fuera el abrigo! Ah, y evita jerséis muy gruesos, ya que reducirán su efectividad.

En caso de sufrir un accidente, es conveniente cambiar el cinturón porque el trenzado del mismo habrá perdido su eficacia y puede haber roturas en los sistemas de anclaje.

En cuanto a leyes, tenemos el artículo 116 del Reglamento General de Circulación (Título II, Capítulo II). Éste indica que ”Los conductores y ocupantes de vehículos a motor y ciclomotores están obligados a utilizar el cinturón de seguridad, el casco y demás elementos de protección en los casos” y que ”las infracciones a las normas de utilización de los cinturones de seguridad, el casco y otros dispositivos de seguridad de uso obligatorio previstos en este capítulo tendrán la consideración de graves”.

Según la Organización Mundial de la Salud, el cinturón de seguridad es uno de los inventos que más vidas ha salvado. En España son obligatorios en carretera desde 1974 y en zona urbana desde 1992.

Como habrás observado, no llevar cinturón de seguridad es una de la faltas más frecuentes que se cometen en la carretera, y puede conllevar a multas y accidentes de tráfico graves, ¡así que no dudes en ponértelo aunque sea para conducir distancias cortas!